domingo, 21 de septiembre de 2014

ENTENDI…






Entendí que en la vida nada ocurre por casualidad, todo tiene una razón de ser. Las cosas suceden porque así debe ser, sin pedir explicaciones, ni justificar los hechos: Sino contemplemos el amanecer, como naturalmente se despeja el velo del cielo, comienzan a aparecer los primeros rayos del sol, avanza el día cumpliendo con su deber, haciendo todo lo que le corresponde sin alterar el orden divino y finalmente llega la noche con su magia y belleza. Todo es cíclico, se produce de modo natural y permanente.-
No existen cosas malas ni buenas, todo va a depender de como las veamos ya que cada una implica una enseñanza dependiendo del nivel de conciencia en que nos encontremos. El estar alegres o tristes es decisión personal y las consecuencias de nuestros actos son el reflejo de lo que hayamos escogido.
Si decidimos quejarnos todo el tiempo quiere decir que nos estamos negando la oportunidad de disfrutar las cosas mas simples y hermosas que nos regala la naturaleza. Si estamos tristes hagamos algo tan sencillo como salir de la casa, escuchemos el canto de los pájaros, contemplemos las bellas siluetas que forman las nubes, tomemos una flor y apreciemos su belleza y fragancia, abracemos nuestro cuerpo y sintamos que estamos vivos y dispuestos a realizar aquello que tenemos en mente y no hemos hecho por temor, miedo o indecisión…
Atrevámonos a hacerlo , finalmente demos gracias a Dios por todas las bendiciones que nos da día a día, veremos el cambio que se produce en nosotros..

Derechos reservados de autor
Liris Miyares
Villa de Cura. Estado Aragua.
Venezuela
Agosto 2014.

2 comentarios:

  1. Amiga, la felicito, porque los seres humanos tenemos tantas cosas bellas para disfrutar, pero la vida se nos van en quejarnos y echarle la culpa a los demás de nuestros fracasos. Dios me la bendiga.

    ResponderEliminar
  2. Amiga, la felicito, porque los seres humanos tenemos tantas cosas bellas para disfrutar, pero la vida se nos van en quejarnos y echarle la culpa a los demás de nuestros fracasos. Dios me la bendiga.

    ResponderEliminar

Me gustaría saber tu opinión acerca de mis letras. Deja tu comentario acá.